La forma en que nos relacionamos con el dinero, tiene un impacto directo en nuestra calidad de vida e incluso en nuestra felicidad (al menos en el nivel de cobertura de necesidades básicas de la famosa pirámide de Maslow).

La educación financiera busca dar una serie de herramientas desde una escala básica a una más compleja, que permitan a las personas que forman una sociedad tener desde un colchón económico hasta lograr la independencia financiera.

Aunque es una realidad que la mayoría de los hogares pueden tener problemas de financiación puntuales, el hecho de tener que recurrir a fuentes de financiación externas para afrontarlos, implica que no ha habido una planificación previa que contemple posibles imprevistos, ni un ahorro previo y se ha adoptado el modelo de “vivir al día” como patrón de conducta habitual, generando una situación de estrés y malestar, en momentos de incertidumbre, como por ejemplo, los vividos durante la pandemia del covid-19.

Mejora la manera en la que gestionas tus finanzas aplicando los siguientes consejos:

Gasta menos de lo que ingresas: esto es aplicable a cualquier nivel de ingresos, hay personas que ganan mil dólares al mes y son capaces de ahorrar, sin necesidad de vivir de nómina en nómina y en cambio otros ganan 10.000 dólares al mes y viven endeudados por una mala planificación. En este ejemplo, la persona que gana más, tiene una mayor dependencia de su nivel de ingresos para mantener su nivel de vida y en caso de que perdiera sus fuentes de ingresos tendría muchas más dificultades para bajar su ritmo de vida que la persona de mil dólares al mes. Compra libros sobre educación financiera: es sorprendente, pero muchas personas se limitan a no formarse sobre la educación financiera, libros como “padre rico, padre pobre” pueden dar una visión clara y sencilla de conceptos de gestión del dinero. Porque, como todo en esta vida, también se aprende a ganar y gestionar el dinero. Invierte en activos en lugar de gastar dinero en cosas: una vez cubiertas las necesidades básicas, piensa dos veces si malgastar el dinero en caprichos que con el tiempo no valdrán nada o si por el contrario puedes invertir en activos que en el futuro te pueden generar más dinero o incluso cambiar por completo tu situación financiera. No dependas de tu trabajo: es importante que tengas varias fuentes de ingresos y “no pongas todos los huevos en la misma canasta” en lo que a ingresos se refiere. Busca una forma de generar ingresos adicionales al trabajo como freelance o diferentes proyectos y en caso de que te despidan el shock e impacto en tus finanzas personales será mucho menor que si dependes 100% del trabajo. Evita la ilusión monetaria: es habitual que la gente cuando tiene un aumento de sueldo del 10% gaste un 10% más cada mes (o incluso más) cuando realmente, un aumento del 10% en el sueldo bruto, no es necesariamente un aumento del 10% en el sueldo neto, debido a la progresividad fiscal e impositiva, por lo que a pesar de ganar más, gastarás más de lo ganado, evita esto siempre. Entiende el binomio riesgo / rentabilidad: para ganar más, hay que arriesgar más, tienes que entender esto muy bien y tu disposición a perder el dinero con la esperanza de generar ingresos adicionales o bien de mantener tu dinero seguro generando muchos menos ingresos. Pasa de largo del “dinero fácil”:si alguien te ofrece dinero fácil y rápido, probablemente te esté “vendiendo la moto”, desconfía de anuncios del tipo hazte rico invirtiendo 500 dólares, la mayoría son estafas. Entiende cuánto ingresas y cuánto gastas: es un punto básico para saber tus gastos mínimos y tu nivel de ingresos y calcular el flujo de caja y el dinero restante que puedes destinar a ahorro e inversión. Fija tus metas de vida y traduce su coste financiero:si por ejemplo quieres estudiar un máster, desglosa el coste y dinero que necesitarás para pagarlo, si quieres crear tu familia o comprar una vivienda propia los costes derivados de la hipoteca + costes variables de luz, imprevistos, etc. Aprende terminología financiera: usando libros o webs especializadas, especialmente si quieres aprender a generar ingresos pasivos, crear afiliados o bien invertir en bolsa, debes entender en todo momento lo que haces y cómo lo haces y su potencial repercusión en tus finanzas personales. Sigue creciendo

EN UTH Florida University te ofrecemos nuestro Máster en Administración de Empresas con énfasis en Finanzas 100% online y en español. Obtén tu título académico en tan solo 14 meses a precios módicos con nosotros.