Ser un líder es una sensación muy satisfactoria pero también es desafiante, ya que que se debe aprender a ser no solo líder, sino uno muy bueno. Te dejamos 3 consejos que te ayudarán en tu camino para ser un mejor líder.

1. Dejar ir.

No debemos aferrarnos y tratar de controlar todo, sino más  bien hay que dejar ir y no perder tiempo ni desgastarse en cosas que no van a fluir.

Todo los líderes empezaron desarrollándose como expertos en algún campo, pero no se queda ahí, sino que avanzan a otros lugares y expanden sus horizontes.

Claro esta que debemos explotar nuestras fortalezas, pero para crecer hay que dejar ir los éxitos pasados y no centrarnos solo en esos campos donde ya sabemos que nos va ir muy bien, tenemos que caminar hacia otras áreas desconocidas donde no tenemos un historial de éxito y así desarrollar nuevas fortalezas.

2. Tener éxito solo cuando otros tienen éxito.

Un líder tiene éxito  por las decisiones y acciones tanto propias como de las de los demás. No hay problema cuando todo va bien organizativamente, pero cuando algo no anda bien claramente representa retroceso.

A veces hay líderes que prefieren arreglar todo los problemas ellos mismos, pero esa solución es insostenible, eventualmente no va a poder ni con los propios. Así que el líder también debe permitir que sus trabajadores resuelvan sus conflictos y así crear confianza dentro de su equipo.

3. No proporcionar respuestas.

En buena teoría el líder siempre tiene respuestas a las preguntas más difíciles, pero los mejores líderes no siempre dan respuestas inmediatas a sus colaboradores, lo que hacen es realizar preguntas y tratar que de los colaboradores las encuentren por si mismos, aunque el tenga las respuestas a sus preguntas; esto para ayudarles a crear seguridad en ellos mismos.