La creatividad es algo con lo que todos nacemos. Todos somos creativos en formas diferentes, tenemos ese algo interno que aparece para producir ideas espontáneamente. Te compartimos 4 consejos para que desbloquees tu creatividad y comiences a crear. 

1. Aprende a identificar y priorizar tu intuición creativa.

Nuestro instinto es algo que nos nace desde adentro que no sabemos explicar pero lo sabemos y lo sentimos y lo podemos utilizar de varias formas, para cuidarnos, para evitar situaciones o bien al contrario para tomar decisiones positivas. Nuestra intuición creativa es distinta porque se basa el contexto del mundo no en algo personal o beneficio propio.

2. Designa tiempo y espacio creativos.

Todos tenemos un montón de cosas por hacer y a veces vamos a mil por hora y no tenemos tiempo para pensar en nada más. Pero a veces debemos  tomar un descanso de todo y dejar fluir nuestros pensamientos y permitirnos crear o pensar más allá de la rutina. Puedes sacar un rato de tu almuerzo o café para ser creativo. Busca un espacio donde pases sin distracciones y te inspires. Puede ser en el trabajo o tu casa, solo debes acoplar el lugar para que te sientas a gusto.

3. Reflexiona sobre los temas y verdades de tu vida.

Reflexionar nos ayuda a conocernos, nos identifica como seres inquietos, capaces de aprender, la reflexión nos ayuda también a poner claridad en aquellos aspectos de nuestra vida que pueden parecer confusos, y que nos pueden a ayudar a aclarar nuestras prioridades e ideas como donde queremos ir y como queremos hacerlo, luego de tener esto claro ya vas a poder iniciar a crear nuevas ideas originales sobre lo que quieres hacer, crear o cambiar.

4. Deja de pensar demasiado y empieza.

Finalmente, no dejes que tu cerebro bloquee tu intuición creativa.  Las personas a menudo estamos atrapados por nuestros propios pensamientos porque nos esforzamos por alcanzar la perfección o estamos tratando de encontrar una manera de controlar una situación. A veces nos preocupamos mucho por el que dirán o si no vamos a lograr tener éxito en nuestro proyecto o idea, pero la verdad es que si lo pensamos demasiado y no perdemos el miedo a sumergirnos nunca sabremos si podremos llegar a tener éxito o no. 

Una vez que desbloqueemos esos temores las ideas empezaran a surgir de una mejor manera sin ninguna barrera que las detenga.