La autoconfianza se parece un poco al agua que corre por las tuberías de tu casa. Quizá no conozcas todos los detalles de cómo funciona o de dónde viene, pero es penosamente obvio cuando no hay. Al igual que cuando te cortan el agua, la falta de confianza en ti mismo tiene un enorme impacto negativo en tu salud y estilo de vida. Afortunadamente, hay cosas que puedes hacer para aumentarla.

Deja de dudar de ti mismo

A veces eres tu peor enemigo, empieza a creer en ti mismo, esto se convierte en realidad cuando actúas, por eso piensa que estas haciendo y si lo que haces habla de tu seguridad. Cuando cambias lo que haces cambias tu perspectiva de ti mismo y  te ayudará a transformar la relación que tienes con el mundo que te rodea y contigo mismo. Todo cuenta, así que empieza de poco a poco, pero empieza. 

Comprométete contigo mismo

Si no hay compromiso, no hay nada, el compromiso es consistencia: elegir constantemente creer en ti mismo incluso cuando no estás seguro de cómo hacerlo exactamente, nunca darte por vencido porque sabes que lo vas a lograr.

Aprovecha para ver el potencial

Tu potencial como emprendedor está formado por todas tus capacidades, incluyendo las que tienes y quizás no estás aprovechando. ¿Qué hay que aún no has visto y podría hacer una gran diferencia? Si aun no puedes ver el potencial por ti mismo, intenta verlo por los demás. A veces es más fácil ver el potencial que tienen los demás que ver el tuyo, pero puedes pensar que ven otras personas en ti que tu no puedes ver.

Practica la curiosidad

La curiosidad que vale es la que proviene de no estar nunca completamente satisfecho con tus conocimientos y habilidades actuales. Es la que te empuja a buscar y aprender nuevas habilidades. Habilidades que tienen un mayor sentido, porque te harán ser una mejor persona, un mejor profesional o porque simplemente te permitirán abordar un proyecto determinado con mayores oportunidades de éxito.

Prepárate para el éxito

Esperar más de ti mismo, de los demás y de tus habilidades, CREE EN TI MISMO. La mitad de la batalla para lograr metas, en realidad, es creer que puedes hacerlo. Debes estar listo siempre para triunfar y esperar siempre que todo salga de la mejor manera. Se positivo atrae el éxito con la mente.