La pandemia del COVID-19 ha cambiado radicalmente la forma en que vivimos y trabajamos. Como una medida para frenar la propagación del coronavirus, millones de personas en todo el mundo tienen hoy la oportunidad de quedarse laborando en casa.

El trabajo a distancia se ha convertido así en un reto global de estos tiempos, una tendencia que va en aumento y que podría marcar el futuro de muchas empresas e industrias. Cumplir una serie de hábitos y costumbres es la mejor manera de ser eficiente en el teletrabajo, aunque a veces no sea fácil conciliar la vida laboral fuera de la empresa u oficina.

El medio español Reason Why brinda algunos trucos y consejos para mantener la eficiencia laboral en tiempos de teletrabajo:

Planifica la jornada:

“Es muy importante la planificación del día, que empieza por la tarde anterior. Al igual que hacer una planificación semanal el domingo”, asegura Manel Fernández, Profesor de la Universidad Oberta de Catalunya. Siéntate frente al computador a la hora normal de trabajo y sal a la hora habitual. No respondas llamadas fuera de horario de oficina, a menos que tu trabajo no tenga esos límites.

Mantén un horario firme. El Consultor SEO freelance Iván García asegura que “establecer rutinas y horarios es lo ideal. De lo contrario, resulta muy difícil adquirir hábitos de trabajo”. Aprovecha las horas más productivas para hacer el trabajo más duro y las menos productivas para hacer el más monótono. Recuerda hacer pausas activas, darte tiempo para tomar agua, caminar hasta la cocina, estirarte y preparar un café. También haz una pausa de 30 minutos para el almuerzo.

Busca privacidad. Trabaja en un espacio que te permita mantener cierta privacidad o al menos no genere interrupciones o distracciones cada poco. Intenta que no te molesten los animales de compañía y, si es necesario, pon un cartel en la puerta de “no molestar”, para dejar claro a quien te rodea en casa que estás trabajando. Establece unas normas de convivencia con las personas que están en tu casa.

Adapta la zona de trabajo. Coloca el computador lejos de la cama, en un lugar específico, si no tienes escritorio, hazlo sobre la mesa de comedor, pero separado del resto de su familia para evitar distracciones. También es importante procurarse una buena fuente de luz blanca, tanto natural como artificial. “La silla, el espacio, la ventilación, la iluminación… Todo esto conecta con la parte de ergonomía que las empresas deberían potenciar”, recalca Fernández.

Buena alimentación. Mata el hambre con alimentos sanos, que no generen ansiedad y te obliguen a levantarte cada poco. Mejor fruta y frutos secos que galletas o golosinas. En tiempos de coronavirus es preciso estar bien alimentado, hidratado y hacer ejercicio para mantener el sistema inmunológico fuerte.

Música sin letra y con un ritmo adecuado para trabajar. Nada súper movido o que termine secuestrando nuestra atención. Por supuesto, nada de radio salvo que hagamos un trabajo muy monótono y que no requiera demasiada concentración. También ayuda trabajar en un espacio claro, que no nos invada un colorido muy intenso o llamativo. Lo más recomendable son tonos claros como el verde, azul y amarillo, que tranquilizan la vista y fomentan la creatividad.

Dale fin a la jornada. Apaga la computadora al finalizar la jornada. Este hábito ayuda a desconectar y evitar pensar constantemente en el trabajo, lo que nos puede llegar a saturar. Según el profesor Fernández, “el teletrabajo puede provocar una hiperconexción. Por eso es muy importante establecer rutinas y horarios”.

———————–

Maestría en Administración y Comercio Internacional

Desarrolla en particular en las áreas de administración general y comercio internacional poniendo énfasis a los negocios mediante la ampliación del conocimiento de leyes y regulaciones, más allá de un país en particular. Adicionalmente, se desarrollan las habilidades para analizar y manejar las logísticas del comercio y finanzas internacional.

Más información