Haz un equilibro responsable en tus finanzas con estos consejos. Administrar las finanzas personales no debería ser una tarea compleja. Necesitamos orden para disfrutar y cuidar mejor los ingresos para planes a plazo y de emergencia.

Gastamos por necesidad, por deseo, algunas veces por impulso y otras por un contratiempo. Así seguirá siendo toda nuestra vida.

Por eso, los hábitos financieros también los podemos trabajar para vivir mejor. Te compartimos algunos consejos:

PRESUPUESTO

El primer paso es controlar lo que ganamos y lo que gastamos por medio de un presupuesto.  Un presupuesto es la representación gráfica de todo lo que pasa con nuestro dinero semana a semana, quincena a quincena o mes a mes: ingresos, egresos (o gastos) y ahorros.

Para hacer tu presupuesto puedes usar aplicaciones, hacer tu propio documento en Excel o una simple hoja de papel. Lo más importante es que te funcione y lo hagas.

AHORRA

Cuando ordenas tu dinero, descubrirás que hay gastos que no son necesarios y puedes vivir sin ello. Es aquí donde encuentras dinero para ahorrar.  Priorizar tus gastos y hábitos de consumo te ayudará a guardar más dinero cada mes. Cada centavo cuenta.

IDENTIFICA TUS GASTOS

Existen dos tipos de gastos: gastos por necesidad y gastos por deseo. El balance perfecto es controlar y disminuir uno u otro, pero no eliminarlos.

Los gastos por necesidad son el pago de la casa o la alimentación por ejemplo. Los gastos por deseo están más relacionados a un tema social. Salidas al cine o a bares. Estos gastos, por lo general incrementan cuando empezamos a ganar un poco más.

DEUDAS

Un mal manejo de deudas podría frenar tu impulso para ahorrar. No es saludable pagar todas las deudas y quedarse sin ahorro. Hay que buscar un equilibrio.

Una estrategia es empezar a ahorrar y al mismo tiempo disminuir la deuda, aunque sea poco. Si todos los ahorros se destinan a la deuda, en caso de emergencia podrías volver a endeudarte por no tener ahorros para la situación.

ESTABLECE PRIORIDADES

Conocer que es importante para ti, te ayudará a dirigir mejor tu dinero. Cuidar mejor las finanzas no se trata de sentirse mal o dejar de hacer lo que te gusta. Los gastos se deben ajustar al estilo de vida de cada uno.

Recuerda que para ahorrar no existe una fórmula perfecta. Todo depende de cada persona, sus necesidades, deseos y realidades. Lo más importante es tener un presupuesto que te ayude a cuidar y disfrutar mejor tu dinero.

Esperamos que estos consejos te ayuden a encontrar tu propio equilibrio.