Hoy es un buen día para comenzar sus metas

 

“Tú eres una criatura del universo, no menos que los árboles y las estrellas… Conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida… Sé alegre. Esfuérzate por ser feliz…”, dice parte del poema Desiderata de Max Ehrmann (1872 – 1945).

 

Estamos iniciando el mes de mayo, al día de hoy han pasado 123 días de 2018 y restan 242, un tiempo suficiente para retomar proyectos, establecer nuevas metas y aprovecharlo de la mejor manera. En esta época de tanta conectividad, el día a día se pasa volando, pero para no perderse en bullicio y las ocupaciones lo más importante es el enfoque, lo cual se logra con el planteamiento de las metas que se quieren lograr.

Una meta es un resultado deseado que una persona o un sistema imagina, planea y se compromete a lograr: un punto final deseado personalmente en una organización en algún desarrollo asumido. Muchas personas tratan de alcanzar objetivos dentro de un tiempo finito, fijando plazos.

Tanto Brian Tracy en su libro Metas, como John Maxwell en Mapa para alcanzar el éxito, insisten en que las metas se deben de poner por escrito y que deben ser medibles y alcanzables. Es decir, si usted está estudiando puede, por ejemplo, ponerse como meta aprobar 10 clases en lo que resta del año. Una meta que puede medir y que es factible lograr.

La ilusión del inicio del año trae consigo una lista de promesas por hacer, pero el tiempo va pasando y no se avanza en ellas, de manera que lo que entra es la frustración, pero con eso usted no logra nada, quejarse solo lo hará sentirse mal, lo mejor es accionar.

“Olvide el pasado y céntrese en el futuro –dice Maxwell- concéntrese en una meta principal y en el mejoramiento continuo”.

Las claves de Maxwell son las siguientes: Fijarse una meta y poner una fecha límite. Tener un sueño unido a una actitud positiva, eso lo convierte en una persona con posibilidades y potencial ilimitados.

Recuerde, en el camino a alcanzar sus metas, no se sacrifique tratando de llegar, debe disfrutar el proceso, recuerde que se trata de desarrollarse personalmente. Puede fallar, puede dudar, puede abandonarlo y luego retomarlo, pero cada paso que usted dá le deja un aprendizaje. Robert Browning escribió: ¿Para qué estamos en la tierra sino para crecer?

En ese mismo sentido, Maxwell hace las siguientes recomendaciones: “Escoja una vida de crecimiento. Comience a crecer hoy. Esté dispuesto a que le enseñen. Enfóquese en el desarrollo personal y no en la realización personal. No se conforme con los logros de hoy. Sea un alumno continuo. Enfóquese en solo unos temas importantes. Desarrolle un plan de crecimiento. Halle la manera de aplicar lo que aprende”

Usted puede comenzar hoy mismo, retomar esos planes y dejar de lado las excusas. Busque la mejor manera de poder materializar sus sueños. Dedique su tiempo y energía solo a los temas que son el corazón de su vida. Y retomando el poema de Ehrmann, recuerde: “Aún con todas sus farsas, penalidades y sueños fallidos,

el mundo es todavía hermoso. Sé alegre. Esfuérzate por ser feliz”