Todos los líderes saben que la comunicación durante una crisis es crítica. Cuando los líderes se comunican con urgencia, transparencia y empatía, ayudan a las personas a adaptarse a las condiciones que cambian constantemente.

Un tono de urgencia anima a las personas a tomar decisiones rápidas para mitigar los daños. La transparencia fomenta la confianza en los líderes y transmite respeto por los empleados al reconocerlos implícitamente como capaces de hacer frente a lo que se está compartiendo. Y mostrar empatía y transmitir un mensaje convincente de esperanza puede fomentar la resiliencia para enfrentar los desafíos que nos esperan.

Sin embargo, hay muy poca investigación sobre qué hacer para comunicarse con los empleados en medio de una crisis. Como resultado, la mayoría de los ejecutivos probablemente no puedan responder a la siguiente pregunta: ¿cómo se sienten sus empleados acerca de la respuesta de su organización a la pandemia?

Luego de un estudio realizado con a 830 empleados de 10 organizaciones, Brooks Holtom (profesor de Georgetown University), Amy C. Edmondson (profesora de Harvard Business School) y David Niu (CEO de TINYpulse), encontraron cinco ideas clave para que los líderes influyan en la satisfacción de los empleados con el trato recibido durante la pandemia.

1. Comunicarse con frecuencia

La mayoría de los líderes necesitan comunicarse con el personal con mucha más frecuencia de lo que creen necesario. La comunicación frecuente reduce el miedo y la incertidumbre y asegura que los empleados hayan escuchado el mensaje. Aunque los líderes pueden experimentar fatiga al repetir mensajes centrales, necesitan darse cuenta de que los miembros del equipo necesitan escuchar estos mensajes varias veces.

En un momento en que tantas personas están experimentando malas noticias y consecuencias negativas en gran medida que no son propias, los líderes deben recordar encontrar los puntos brillantes y resaltarlos. La forma en que se comunican puede hacer o romper el compromiso de los empleados con sus organizaciones.

2. Proporcionar canales seguros para dar sus comentarios

Los líderes organizacionales deben comunicar los canales disponibles para ofrecer retroalimentación y deben enfatizar lo mucho que les importa escuchar a los empleados en todos los niveles. Los empleados deben poder expresar sus preocupaciones a los líderes sin temor a represalias, por lo que tener una variedad de opciones es importante para que pueden ver la seguridad de un canal determinado.
Además, el tener opciones sobre cómo dar retroalimentación ayuda a asegurar que las personas participen, lo que, a su vez, aumenta su satisfacción con las acciones de su empresa. Finalmente, los líderes deben informar periódicamente lo que están escuchando de esta retroalimentación. El intercambio de resúmenes cuidadosos de las preguntas, preocupaciones y medidas de seguimiento aumentará confianza en el liderazgo en este momento crítico, confianza que probablemente continuará después de que la crisis disminuya.

3. Ayudar a los empleados a trabajar en casa de manera efectiva

Los empleados que sienten que tienen lo que necesitan para seguir siendo productivos y exitosos mientras trabajan a distancia tienen más probabilidades de estar satisfechos con la respuesta general de su organización a la pandemia.

Del mismo modo, muchos empleados pueden necesitar ayuda para ajustar las expectativas de tiempo en función de situaciones específicas de cuidado familiar y infantil. Y teniendo en cuenta los desafíos asociados con la “Fatiga del Zoom”, es posible que los gerentes deseen usar llamadas telefónicas en lugar de videoconferencias cuando se conectan para discusiones individuales o grupos pequeños con personas que ya se conocen.

4. Abordar las preocupaciones sobre la seguridad laboral

Comprensiblemente, la gente está preocupada por sus trabajos. Teniendo esto en cuenta, los líderes deben asegurar a los miembros del equipo que su empleo es seguro cuando esto es realmente el caso. Cuando no lo es, los empleados aprecian saber todo lo que pueden tan pronto como sea posible para poder planificar en consecuencia.

5. Proporcionar un plan para el futuro

Dada la crisis que estamos sufriendo, no es sorprendente que muchas personas estén ansiosas por el futuro de su propia organización y busquen pistas a los líderes. Por lo tanto, al comunicarte, enfatiza lo que va bien para la organización. Además, comparte todo lo que puedas acerca de su estrategia y planificación para el futuro. Y asegúrate de reconocer a los empleados que han hecho un esfuerzo extra para impulsar resultados empresariales o ayudar a sus colegas; puede tener un efecto de onda positiva.

Extracto del artículo publicado en Harvard Business Review.

————————–

Maestría en Administración de Recursos Humanos

Te brinda las herramientas y capacidades profesionales reforzadas que te permiten desarrollar una carrera exitosa en el campo de administración del recurso humano en cualquier empresa.

Más información