Todo lo que hagas en tu rutina de la mañana establecerá el tono para el resto del día, eso significa que es probable que continúes para encontrar el éxito a lo largo de tu día si puedes tener una mañana productiva.

Por lo tanto, si una mañana exitosa es el catalizador que necesitas para alcanzar tus metas, entonces es fundamental asegurarte de que tú mañana sea productiva.

La clave para tener una mañana exitosa y productiva es encontrar lo que funciona mejor para ti y asegurarte de que lo estés haciendo de manera constante. Si aún no tienes claro que es lo que mejor funciona para ti, te dejamos algunas ideas.

1.Comprométete con buenos hábitos de sueño

Una falta de calidad del sueño puede aumentar el riesgo de tener  enfermedades cardiovasculares y renales, diabetes y obesidad. Por eso es de vital importancia tener buenos períodos de descanso ya que nuestro organismo lo necesita para evitar perjuicios a la salud y en el rendimiento laboral.

2.Reduce los obstáculos. 

Un gran ritual matutino en realidad comienza la noche anterior. Haz que sea lo más fácil posible atenerte a la rutina que creas. Dejar la ropa lista para el día siguiente es un paso clave.  Si te llevas la comida al trabajo, déjala lista la noche anterior. Deja el desayuno preparado o al menos todo listo para hacerlo.

3. Abandona las pantallas

El problema de perder el tiempo en las redes sociales puede ser más o menos grave dependiendo de tu situación. Cuando se trata de tu tiempo personal es algo muy grave, al perder tiempo en las redes sociales, estás perdiendo energía, dinero, potencial y posibilidades de crecer y es un error bastante habitual que todos cometemos.

4. Bebe agua

Beber un vaso lleno de agua a primera hora de la mañana puede ayudar a mejorar la digestión, mantener un peso saludable, mejorar tu enfoque mental y humor. Es un hábito ideal para aquellas personas que quieran bajar de peso ya que además de ayudar a limpiar toxinas, facilita la quema de las grasas y aumenta la sensación de saciedad en el estomago evitando que comamos por ansiedad.

5. Haz tu cama

El tender nuestra cama todos los días nos dará una sensación de logro. Y esto nos dará impulso para seguir con todo lo demás que debemos hacer. Aparte que cuando llegues cansado del trabajo verás una cama bien hecha esperando por ti.

6. Mueve tu cuerpo

El ejercicio por las mañanas aumenta nuestra energía física. Aparte que si entrenas en ayunas, una mayor cantidad de la energía que usas proviene de tus reservas de grasa. Así que, si dos entrenamientos queman la misma cantidad de calorías, el que haces con el estómago vacío será más efectivo para la pérdida de peso.

7. Pre visualiza tu día

Piensa desde temprano como vas a organizar tu día, ve visualizando como crees que podrían surgir los eventos que tienes en tu agenda y así podrás ir ahorrando tiempo en posibles conflictos o situaciones que se puedan presentar.