Ante la interrupción generalizada de la pandemia, casi todas las empresas tienen que reevaluar dónde encajan en el mercado y qué podrían cambiar para mantenerse viables.

A pesar de los considerables vientos en contra, algunas organizaciones encontrarán oportunidades de crecimiento al transformarse, a veces radicalmente, a veces de manera gradual, en respuesta a la pandemia.

La profesora Linda Darragh, directora ejecutiva de la Iniciativa de Innovación y Emprendimiento de Kellogg, ha identificado tres prometedoras estrategias para las empresas con mentalidad de crecimiento durante los próximos meses.

Ayudar a las personas a obtener cosas

En medio de los temores por la transmisión del coronavirus, puede pasar un tiempo antes de que muchos de nosotros estemos listos para alquilar un vestido o montar en una bicicleta compartida.
“Hay que preguntarse: ‘¿Mi compañía está allí para que la gente use cosas (use oficinas a través de WeWork, use casas a través de Airbnb), o para que la gente obtenga cosas?’. Las compañías que ayudan a las personas a obtener algo van a tener una ventaja”, afirma Darragh.

Las empresas de entrega y comercio electrónico tienen una ventaja obvia ahora. Target, por ejemplo, está en conversaciones para comprar los activos tecnológicos de la empresa de entrega Deliv. Y las empresas de comercio electrónico que se centran en el hogar en particular, como la empresa de muebles Wayfair, tienen una doble ventaja.

“La gente podría estar pensando: ‘Wow, nuestro sofá es horrible. Es hora de una actualización’. La gente quiere obtener algo, y Wayfair ha podido atraer nuevos clientes a su plataforma. Esos clientes se están acostumbrando. Ellos ven que funciona”, añade la profesora.

Para las empresas basadas en experiencias únicas de los clientes, como las librerías y los restaurantes de alta cocina, dar el salto a ser una empresa que atrae a las personas requerirá un cambio de estrategia. Necesitan identificar lo que les hace únicos en la experiencia del cliente y que sea replicable en su servicio “pick-up” o pedido por correo.

Usa lo que tienes y encuentra lo que no tienes

Otra pregunta que las compañías deben considerar es si su producto o servicio sigue siendo relevante para los consumidores. “Si sus clientes se han ido, tendrán que adaptarse a las necesidades de la situación actual. Esto significa que las empresas deben buscar sus recursos y capacidades para atraer nuevos clientes utilizando los activos existentes, como cuando un fabricante de ropa comienza a fabricar máscaras faciales”.

Esto puede requerir encontrar nuevos socios, dice Darragh. Cuando GM y Ford comenzaron a producir ventiladores, por ejemplo, se asociaron con el gobierno de EE. UU. “Si de repente tiene una base de clientes diferente, tendrá que averiguar quién más tiene esa base de clientes y asociarse con ellos para ayudar a adquirir clientes”, agrega.

Por supuesto, no todos los cambios exitosos serán tan drásticos. Landmark Health, que brinda atención domiciliaria a personas con afecciones crónicas, recientemente tuvo que reconsiderar cómo desplegaría su activo más valioso: sus proveedores de servicios. La compañía había querido aumentar sus ofertas de telesalud, pero estaba esperando un cambio regulatorio que lo permitiera. La pandemia forzó el cambio.

“Landmark pudo reutilizar la telesalud en dos semanas para todos estos pacientes. Ahora tienen personas de 80 años que usan FaceTime y WhatsApp como nunca antes lo habían hecho. Más importante aún, le ha dado a Landmark el tiempo de adquirir el equipo de protección personal que necesitarán para volver a desplegar a su gente en sus hogares. Cuando eso suceda, habrán establecido este modelo híbrido de telesalud y visitas personales”, dice Darragh.

Busca nuevas oportunidades

Finalmente, Darragh aconseja a las compañías que observen los cambios en el comportamiento del consumidor que están ocurriendo fuera de su industria. Quizás encuentren su próxima oportunidad en un lugar inesperado.

Dado que es poco probable que se vuelvan a abrir muchas tiendas grandes, Darragh ve una ventana para que otras compañías utilicen esos recursos.

“Dadas las interrupciones actuales de la cadena de suministro, podemos ver una mayor demanda de almacenes. ¿Por qué no utilizar el espacio comercial vacante en lugar de construir nuevos almacenes?”.

Otros negocios encontrarán la oportunidad de reutilizar diferentes tipos de bienes raíces, incluido el espacio de oficinas, dada la inevitable tendencia hacia el trabajo remoto.

Extracto del artículo publicado por la revista digital Kellogg Insight.

———————

Sigue creciendo – Título 100% online

UTH Florida University ha diseñados un amplio portafolio de Licenciaturas y Maestrías impartidas 100% en línea, en español y a precios módicos para que puedas cumplir tu sueño de obtener un título de Estados Unidos.

Ver programas