Te preguntarás, ¿qué es la publicidad programática?

Se trata del uso de tecnología avanzada para la compra de medios y publicidad digital. Usa datos y algoritmos para mostrar anuncios automatizados a usuarios de forma estratégica, basada en diferentes aspectos como sus historiales y comportamiento de compra.

Un 85% de los anunciantes y un 72% de los editores utilizan esta herramienta ya que provee tácticas de datos de tráfico y orientación que suponen un mayor ROI (retorno de inversión).

La compra programática de anuncios se diferencia de la compra tradicional ya que no se debe recurrir al largo proceso de adquisición, en el que se incluyen propuestas, licitaciones, cotizaciones y negociaciones. Es decir, es más rápida de adquirir.

A continuación te explicamos cómo funciona.

La publicidad programática, a pesar de sus beneficios y avances tecnológicos, no funciona por sí sola.

Como cualquier otra estrategia, requiere un análisis de los anuncios y los esfuerzos de marketing para desarrollar los mensajes correctos para las personas indicadas.

Gracias a la inteligencia artificial, se puede utilizar algoritmos que analizan el comportamiento de los visitantes web. Esto ayuda a optimizar campañas en tiempo real para dirigirlas a audiencias con mayor probabilidad de conversión. Todos los datos recopilados se utilizan para crear estrategias más precisas y eficaces.

Como primer punto, la publicidad programática se clasifica en tres diferentes tipos:

Oferta en tiempo real. La oferta en tiempo real o Real-time bidding (RTB) es una subasta abierta en la que se determinan los precios del inventario de medios. Esta es una de las formas más rentables de comprar publicidad programática.

Mercado privado. El mercado privado o PMP (por sus siglas en inglés) es similar al RTB, pero tiene limitaciones, pues solo anunciantes seleccionados tienen acceso, por medio de invitación.

Programática directa. Este proceso es cuando un editor vende inventario de medios a un costo fijo por mil (CPM) a uno o más anunciantes.

Como puedes notar, en este mundo de marketing hay mucha terminología. La mayoría de estas en inglés.

La publicidad programática tiene algunos términos entre los que destacan:

Plataforma de lado de la demanda. Un DSP (por sus siglas en inglés) es un software que permite a las agencias y anunciantes comprar inventario de anuncios en diferentes plataformas.

Sell-Side Platform. Un SSP es un software que usan los editores para vender impresiones de anuncios; estos pueden ser gráficos, móviles y de video. La venta se dirige a compradores potenciales de forma automática en tiempo real.

AdExchanger. Un DSP puede alimentar, a través de él, su inventario en el intercambio de anuncios.

Ahora, cuando se comprenden estos términos bases, entender el proceso de compra de publicidad programática es más simple.

Los usuarios visitan un sitio web y en tiempo real se realizan las subastas de medios, donde los anunciantes compran espacios para sus anuncios. El «ganador» será aquel que muestre su anuncio en el sitio web donde están los usuarios. Todo, en cuestión de segundos.

En nuestro próximo blog te compartiremos 5 consejos para usar la publicidad programática.

¡Que tu crecimiento no se detenga!