La pandemia del COVID-19 nos ha traído muchos cambios a nuestras vidas y muchas empresas se adaptaron y cambiaron estrategias, algunos se encargaron cambiar algunas cosas, como un nuevo nombre, aspecto y, a veces, nombre de dominio en el proceso. Y muchos se encontraron en ambas categorías, ajustando su lado público para reflejar los cambios que ocurren internamente. 

Algunos ejemplos son Facebook, ahora Meta, y la empresa de pagos móviles Square, ahora Block.

Te contamos algunos posibles cambios, junto con conclusiones si piensas aprovechar el impulso del momento actual y renovar tu marca. 

Cambio de marca que reflejan los cambios internos

Algunas empresas tienden a cambiar la marca cuando su nombre o imagen queda obsoletos debido a cambios externos o internos de su estructura. Los cambios internos que impulsan a las empresas a cambiar de marca pueden ser un nicho de mercado diferente que quieren atraer, nuevos productos o servicios que deseen ofrecer.

Cambios de marca provocados por los cambios sociales

También tenemos los cambios sociales externos que pueden hacer que las empresas cuestionen su relevancia a largo plazo, lo que también las impulsa a cambiar su marca queriendo generar un impacto mayor a nivel social.

El cambio de marca puede ser una estrategia muy buena para seguir teniendo presencia pero debes reflejar los cambios tanto en la empresa como en los clientes, Por suerte, un poco de previsión lo puedes logar. Si estás considerando cambiar la marca de tu propio negocio, aquí hay algunas consideraciones que debes tener en cuenta:

Decide el alcance del cambiopuedes realizar grandes o pequeños, por ejemplo puede darle un nuevo nombre, aspecto y experiencia, pero mantener tus productos o servicios iguales. 

Diseñar una estrategia de comunicaciones: un plan de comunicaciones es fundamental para mantener la confianza de los clientes. Debes explicar claramente el motivos detrás de tu cambio de marca y aprovechar todos los canales que utilizas para conectarte con tus clientes para asegurarles que su experiencia con tu empresa no cambiará.

Reconsidera tu nombre de dominio: Tu nombre de dominio es una herramienta vital para comunicar tu nuevo enfoque al cambiar tu marca. Al cambiar tu dominio con tu nuevo nombre de marca ayudas a crear una identidad que vayan de la mano. Asegúrate de elegir un dominio que sea corto, memorizable y descriptivo, sin confundir para ayudar a que tu nueva marca se quede en la mente de tus clientes. 

Adoptar el cambio en tiempos de incertidumbre

Conforme nos vamos recuperando de la pandemia y vamos abrazando nuevos cambios económicos y sociales, desde el mercado de valores hasta tener   incluso una mayor conciencia social y sanitaria, las marcas continuarán remodelando sus imágenes y acoplándose al cambio solo de esta forma lograran sobrevivir. 

El mundo seguirá cambiando, y aquellos que aprovechen la oportunidad de captar nuevos clientes, audiencias y mercados se mantendrán a flote y con mayor ventaja en el mercado, mientras algunos se dejaran vencer por la resistencia, otros adoptaran una nueva normalidad y capitalizaran nuevas oportunidades

¿Y tú, en qué grupo te encontrarás?