Por Luz Bueno

Uno de los mitos más difundidos sobre la educación en línea es que no se aprende tanto como en las clases presenciales. Las distracciones propias del hogar o del trabajo, la libertad de horarios y la ausencia de un profesor o tutor que te dé seguimiento son algunas de las razones usadas para justificar ese mito.

Sin embargo, en esta época, cuando las carreras presenciales incluyen en sus clases tantos recursos en línea, pensar en la educación online completa no es descabellado, más aun cuando la formación virtual puede ayudarte a conocer y dominar el uso de las nuevas tecnologías, imprescindibles en el mundo de negocios actual.

Los testimonios de nuestros estudiantes dejan claro que sí se puede aprender, y mucho, cuando las obligaciones personales limitan el tiempo para asistir a clases. Durante lo últimos años, UTH Florida University ha hecho realidad el sueño de muchas personas que desean obtener su título de licenciatura o maestría, sin dejar de lado sus responsabilidades laborales o personales.

Enfocada en dar atención personalizada a sus alumnos, respondiendo sus dudas de forma inmediata y brindándole la retroalimentación necesaria para que sus trabajos sean hechos de la forma correcta, UTH Florida ha echado abajo todos esos mitos que sobre la educación online completa.

A continuación, te brindamos algunos consejos prácticos para estudiar en línea:

1. Infórmate sobre el programa

Estudiar en línea no se trata de estar solo frente a una computadora: Hay una comunidad de estudiantes y profesores con los cuales te puedes relacionar. Antes de comenzar un programa es importante informarse de todo: la metodología, el temario, las actividades a realizar, la forma de evaluación, el tiempo para presentar trabajos, las fechas de exámenes, los canales de comunicación con el profesor y el resto de alumnos.

2. Aprovecha la tecnología

Por lo general, las clases utilizan diferentes recursos como videoconferencias, aulas virtuales y clases en directo que después se pueden consultar en cualquier momento. Interactuar en tiempo real con los profesores es algo muy común y uno de los principales beneficios de la educación en línea.

3. Realiza amistades y networking

Algunas personas creen que en el aula virtual estarán en soledad, pero no es así. En los foros y trabajos en grupo tendrás compañeros de diferentes países que serán parte importante en la interacción. Los profesores también se convierten en motivadores de estos cursos.

4. Organízate para triunfar

Al ser clases en las cuales hay flexibilidad, organizarse es muy importante, ya que dejas de ser un sujeto pasivo para convertirte en el protagonista de tu aprendizaje, capaz de decidir qué aprender, cuándo y cómo hacerlo. Algunos estudiantes utilizan un calendario para organizarse y repartir el trabajo en las horas disponibles. Con trabajos semanales y pruebas de evaluación continua cada tres semanas, lo más idóneo es tener una agenda bien detallada y cumplirla.

5. Recuerda siempre tu meta

Mantener tu objetivo en mente es clave para automotivarse y seguir. Combinar el tiempo de trabajo, de estudio y otras obligaciones, puede ser muy difícil, pero no imposible. Así lo demuestran los cientos de egresados que UTH Florida que hoy tienen su título universitario autorizado en los EE.UU.