En un mundo laboral en el que los oficios técnicos serán fuertemente amenazados por la robótica y la inteligencia artificial, encontrar empleo no será tarea fácil. El traslado masivo de puestos de trabajo hacia las máquinas es una tendencia que inquieta a millones de profesionales.

En medio de esta coyuntura de incertidumbre, la inteligencia emocional podría ser la solución para quienes desean encontrar un espacio en la fuerza laboral. Las capacidades blandas, emocionales, abren la puerta a una nueva veta de empleo, ya que podrían reforzar trabajos ya existentes y configurar nuevas modalidades de empleo. 

“El trabajo emocional es aquel en el que los sentimientos integran las competencias de un profesional, tanto a la hora de gestionar equipos como de atender al público o de asistir a personas enfermas o dependientes. Se desarrolla en una doble dirección, se aplica para generar cierto estado anímico en el cliente (o paciente) y para gestionar inquietudes y malestares del propio trabajador”, afirma un artículo publicado por la revista española Yorokobu y replicado por el sitio web del Foro Económico Mundial.

La base de estas capacidades es la empatía, la comprensión sincera del otro que permitirá al profesional comprender el fondo de la indignación o turbación de una persona y lidiar con ella en situaciones de conflicto. Comprender las emociones ajenas supone comprender las necesidades de un individuo y humanizarlo.

Nuevos puestos de trabajo

“Casi todo el crecimiento del empleo en Estados Unidos entre 1980 y 2012 estaba en el trabajo que requiere grados relativamente altos de habilidades sociales”, asegura David Deming, de la Universidad de Harvard, en un amplio artículo publicado en la revista Aeon.

La reportera Liva Gershon expone la necesidad de “alejarnos de nuestro singular enfoque en el rendimiento académico como el camino hacia el éxito”, a la hora de sopesar las nuevas alternativas que surgirán en el mercado laboral. No se refiere a tareas que haya que inventar, sino que están invisibilizadas.

Dado que, por aprendizaje social, las mujeres poseen más habilidades en el cuidado el artículo indica que serían ellas quienes podrían desempeñar estas tareas de manera óptima y, además, obtener una recompensa emocional que equilibraría las malas condiciones laborales. 

Aunque muchos expertos aseguran que la tecnología traerá un mundo desposeído de puestos de trabajo, quizá la eclosión de las máquinas, irónicamente, ofrezca la oportunidad de construir un mundo más humano.

————————-

Estudia a tu tiempo y a tu manera

En UTH Florida University hemos diseñado un portafolio de programas online que te permitirán desarrollar los conocimientos y competencias necesarias para alcanzar el éxito profesional.

¡No esperes más! Contacta a nuestros consejeros y da el siguiente paso en tu crecimiento profesional.

Aplica ahora