Como sucede con la mayor parte del ámbito tecnológico, la ciberseguridad es un campo en el que las mujeres están muy poco representadas… por ahora.

La mexicana Julia Urbina-Pineda, reconocida conferencista y consultora especializada en la gestión de riesgos cibernéticos, aseguró que existen mujeres preparadas para hacerse cargo de departamentos y proyectos de ciberseguridad en organizaciones de cualquier tipo y tamaño, pero a nivel global los varones siguen a cargo de los puestos de liderazgo.

“De acuerdo con un estudio de ISC2, un organismo certificador en esta especialidad, somos solo un 24% de mujeres que trabajamos en la ciberprotección, por lo que la brecha es bastante amplia”, afirmó la experta a la agencia de noticias NVM.

El estudio indica que, en cinco años, la cifra de mujeres ha aumentado; de ser el 11% en el 2014, para el año pasado ya se había alcanzado casi un cuarto del total de la fuerza laboral en ciberseguridad, ubicada en distintos cargos organizacionales.

Sin embargo, la consultora ha detectado que en el campo académico, cuando se consulta a las mujeres si desean estudiar alguna carrera relacionada con el área de TI, desisten porque sienten que es una labor más identificada con el género masculino.

“En realidad, como mujeres podemos dedicarnos sin problema a estudiar carreras de TI, y más allá de eso, tenemos más facilidad para hacer una lectura de puertos, interpretar gráficos, y elaborar complejos análisis de riesgos. Como complemento, tenemos la capacidad de liderazgo y dirección suficiente para ejecutar planes de prevención y corrección, indicando qué acciones se deben ejecutar”, añadió Urbina Pineda.

Globalmente, la situación se repite. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, en España sólo hay inscritas un 14% de mujeres en informática, fenómeno ante el cual, se agrega que el entorno social y familiar no las estimula a estudiar carreras relacionadas con la tecnología.

Este fue uno de los temas centrales de la jornada Women in Cybersecurity Spain, organizada por Deloitte en ese país europeo. La falta de referentes femeninos es una de las razones que hace que muchas mujeres no se decanten por estas carreras, según Mar López, jefa de la unidad de ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional del Gobierno de España.

Durante la jornada, los expertos hicieron hincapié en que la ciberseguridad es un campo en el que se requieren perfiles muy diversos y no necesariamente técnicos, lo que colabora en hacerlo más accesible para las mujeres.

“Uno de los requisitos es decodificar el lenguaje técnico y elevarlo a la alta dirección. Ahí las mujeres tienen mucho que aportar”, subrayó la directora de redes sociales del Banco Santander, Ananda de Carlos, citada en un artículo del diario El País.

Para Angélica Zamora, oficial de seguridad de la información de Prosegur, los conocimientos técnicos no son el pilar principal sobre los que los profesionales de la ciberseguridad desarrollan su carrera, sino la creatividad y la curiosidad.

“No tenemos la respuesta a todo, así que hay que ser muy creativo para generar ideas, con eso ya se tiene mucho ganado”, justificó la experta.

Por su parte, Andreu Bravo, socio de asesoría de riesgos de Deloitte, denunció que la desigualdad en este ámbito se ve acrecentada por la falta de corresponsabilidad existente en la esfera privada.

—————–

Master en Ciberseguridad

Nuestra nueva maestría integra los conceptos, prácticas y procedimientos en los campos de seguridad informática y telecomunicaciones considerando los riesgos operacionales presentes en estas áreas. Al completar este programa los estudiantes poseerán herramientas, metodologías y habilidades necesarias para identificar problemas y los recursos para desarrollar, definir e implementar estrategias, políticas y las pautas relacionadas a la ciberseguridad de cualquier empresa.

Más información