Ser el hombre más rico del mundo abre las puertas a cualquier capricho.

Como ya todos sabemos Elon Musk es el hombre más rico del mundo siendo el dueño de Tesla y SpaceX y recientemente compró Twitter por 44.000 millones de dólares y afirma que esta plataforma tiene potencial para ser una red social que garantice la libertad de expresión.

Musk se define como “un absolutista de la libertad de expresión”

Elon dijo que invirtió en Twitter porque cree en su potencial para ser la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo, el billonario afirma que la libertad de expresión es la base de una democracia que funciona.

Antes del anuncio, Musk tuiteó: “Espero que incluso mis peores críticos permanezcan en Twitter, porque eso es lo que libertad de expresión significa”.

Como usuario, Musk no solo ha sido muy polémico en Twitter, también ha demostrado que la red social puede ser un laboratorio de ideas (The Boring Company, que se dedica a la perforación y las infraestructuras, nació con un tuit) y de especulación (ganó 4 millones con un tuit en el que anunciaba la intención de comprar 100% de Tesla). 

En estos momentos cuenta con 83 millones de seguidores. Como nuevo dueño, promete mayor transparencia de su algoritmo, cambios acerca de la libertad de expresión, un plan de viabilidad económica y algunas novedades técnicas (como la opción de editar los tuits). La empresa saldrá de la Bolsa de valores. Y quedará bajo una psicología única.

Se espera que a partir de esta nueva compra Twitter tenga mayor monetización del contenido, por ejemplo, con un mayor impulso para las publicaciones de pago por uso. Los analistas estiman que también puede darse una potencialización de criptomonedas en la red social ya que su nuevo dueño es fan de estas.

Musk  desea abrir el algoritmo de Twitter, para dar transparencia a la tecnología utilizada para personalizar el contenido que se muestra para cada usuario esto para que no haya manipulación tras bastidores, ya sea algorítmicamente o manualmente.

También se habla de reducir la actividad en la plataforma de perfiles automatizados o como llamamos “bots.” También propone ampliar la verificación de perfiles de personas reales.

Algo muy claro es que si Musk desea conservar a los usuarios de Twitter debe mantener los actuales estándares de la comunidad de la red social incluyendo la expulsión de aquellos que han violado esos estándares.

¿Y tú que opinas de los posibles cambios que vienen para esta plataforma?