En general, el dinero es un conjunto de activos de una economía que las personas regularmente están dispuestas a usar como medio de pago para comprar y vender bienes y servicios. Eso aplica en lo personal y en los negocios. Sin embargo; hay empresas que quiebran y personas que entrar en crisis por las deudas. El conocimiento en la administración financiera es clave para tener éxito.

En las organizaciones, las estrategias pasan por presupuestos que deben ser bien distribuidos para sacarles la mayor rentabilidad. Los profesionales en finanzas, son especialistas en implementar esas estrategias y establecer acciones para hacer funcionar de forma sana y correcta el capital de una organización.

En los mercados tan cambiantes, las empresas deben estar preparadas para esa volatilidad y algunas hasta aseguran ser expertas en eso, como lo han dicho ejecutivos de CEMEX, la empresa mexicana proveedora de productos para la construcción y que opera en el mercado global: desde América, Europa, África, Medio Oriente y Asia.

Estudiar finanzas es clave para hacer proyecciones futuras y para la gestión de riesgos. Harvard menciona en uno de sus artículos que los profesionales de las finanzas se han vuelto expertos en el tema de gestionar los riesgos.

Gestión de riesgos

Creación de papel moneda que genera inflación, cambios en las divisas, entre otros, son temas para los que las empresas deben de prepararse.
“Más recientemente, algunas empresas incluso han adoptado la práctica de la “gestión del riesgo empresarial”, que trata de integrar las técnicas disponibles de gestión de riesgos en un sistema exhaustivo para toda la empresa.

En cualquier área, una persona que es experta en finanzas, desarrolla modelos financieros que responden a la realidad económica de las organizaciones. Conocer la salud financiera y aplicar los instrumentos necesarios para saber cómo desempeñarse y hacia dónde moverse.

El objetivo de cualquier empresa es mantenerse en el corto plazo primero y en el largo, después. Eso es conocer su liquidez, es decir, la cantidad de efectivo y los activo que se puedan convertir en efectivo, para satisfacer las obligaciones de deuda a corto plazo.

Si la educación financiera se enseñara a todos los individuos desde la escuela, es probable que hubiera más empresas y muchas sanas y exitosas. Lo mismo en las finanzas personales, bolsillos llenos por la multiplicación del dinero en las inversiones. Ya que, es innegable, lo que las empresas buscan es obtener ganancias. Y eso es lo que esperan que haga un profesional del área, crear más y más capital.