GPT-3, el último modelo de lenguaje de inteligencia artificial de la empresa californiana OpenAI, es verdaderamente poderoso: es capaz de completar un simple diálogo entre dos individuos, realizar preguntas y respuestas o terminar un poema al mejor estilo de Rilke.

OpenAI, la empresa co fundada por Elon Musk dedicada a la investigación de temas acerca de la inteligencia artificial, ha creado esta tecnología, la cual promete ser toda una revolución.

GPT-3 es capaz de desarrollar textos a través de un solo enunciado y, dicho de una u otra forma, «rellenar» el resto del texto procesando más de 170.000 millones de condiciones y parámetros. Esta herramienta fue alimentada con datos que provenían de otras organizaciones como Common Crawl, una organización que se dedica a recopilar toda la información de carácter público en internet; WebText2, la colección de textos extraídos de diferentes sitios web; de libros; y, por supuesto, de Wikipedia.

Adicionalmente, GPT-3 también es capaz de traducir textos a diferentes idiomas en cuestión de segundos; pero lo que más llama la atención es su capacidad de adaptar el texto resultante a diferentes estilos de redacción: periodístico, novela, formal, entre otros.

¿Cómo puede beneficiar a las empresas?

GPT-3 abre un gran mundo de posibilidades para facilitar el trabajo de redactores, programadores o diseñadores. Por el momento el resultado es bastante básico en comparación con el trabajo que conseguiría desarrollar un humano, pero el potencial que dicha tecnología alberga es enorme.

Algunas ventajas que podría traer esta tecnología a las empresas son: 

Generación de textos

GPT-3, tal y como lo mencionamos anteriormente, será capaz de generar texto para todo tipo de sitios web, anuncios en redes sociales, guiones de video, entre otros. Así, con unas simples indicaciones de las necesidades que tengamos, GPT-3 podrá desarrollar un texto preciso en diferentes estilos: podremos escoger desde los escritos más genéricos hasta los más estratégicos, dependiendo de nuestras necesidades.

Sin embargo, será siempre necesario realizar una segunda evaluación del contenido resultante para dar la capa SEO y favorecer así el posicionamiento en los motores de búsqueda, especialmente para los textos que vayan a ser utilizados en landing pages y sitios web. En este caso será necesaria la intervención humana.

Lluvia de ideas más eficientes

Una lluvia de ideas es efectiva siempre y cuando de ella salgan ideas efectivas. De hecho, entre más ideas se discutan, más probabilidades hay de encontrar una correcta solución. GPT-3 puede resultar un gran aliado en este tipo de reuniones, pues con una simple orden del tipo «quiero ideas para vender X o Y cosa», esta herramienta puede generar resultados que posiblemente encuentres ideales y eficaces para tu proyecto.

Chatbots inteligentes

Los chatbots son una herramienta bastante utilizada para ofrecer a los usuarios respuestas inmediatas dentro de nuestro sitio web, pero en varias ocasiones dichas conversaciones, al ser tan limitadas, no terminan de resolver satisfactoriamente las dudas de los clientes y los usuarios. A través de GPT-3, un chatbot puede ser mucho más preciso y ofrecer respuestas mucho más acertadas, brindando una atención más eficaz y personalizada. Esto, por supuesto, se traduce en una mejor experiencia de usuario.

Creación de landing pages

GPT-3 es capaz de escribir código con tan solo indicarle cómo deseas que luzca tu landing page o página web. Una vez la herramienta te dé el código HTML, solo necesitarás copiar y pegar para obtener el resultado que buscas. Con GPT-3 se podrán agilizar los proceso de desarrollo web, lo cual será beneficioso para los negocios. No obstante, dicha herramienta todavía se encuentra lejos de ser una solución idónea para la creación de sitios webs complejos con funcionalidades avanzadas, como e-commerce o aplicaciones internas.

Queda claro que GPT-3 es la confirmación de que ahora, más que nunca, el área del Natural Language Processing está avanzando vertiginosamente: este sistema destaca porque proporciona a los usuarios una interfaz con un propósito general, lo que le otorga la flexibilidad necesaria para que sea empleada en el desarrollo de cualquier tarea.