¿Si a ti también te ha pasado que sientes que puedes hacer algo para mejorar tu vida, pero no sabes por dónde ni cómo empezar? Si la respuesta es si te cuento que hay un libro perfecto para ti llamado “Hábitos Atómicos” de James Clear, que te enseña la importancia que tienen las pequeñas mejoras en tu día.

Empecemos con pequeñas definiciones para entender el concepto, un átomo es la partícula más pequeña de cualquier cosa que existe y un hábito son todas aquellas acciones que son parte de nuestra rutina.

Ya con esto podemos definirlo todo junto, un “hábito atómico” es una acción pequeña que no es solo pequeña y sencilla de hacer, sino que a su vez puede llegar a ser una fuente de mucho poder en tu vida, en cualquier ámbito. Es lo más pequeño que algo que puede llegar a hacer enorme.

También nos enseña  que los malos hábitos se repiten una y otra vez, no porque no quieras cambiarlos sino porque la táctica que usas para eliminarlos o cambiarlos no te está dando resultado.

Otra lección que nos deja este libro es que  abecés por más pequeños e insignificantes que parezcan las acciones que hacemos para generar un cambio en el camino logran llegar a convertirse en resultados increíbles si estás dispuesto a darles seguimiento e irlos evolucionando cada vez más. 

Cambiar nuestros hábitos siempre es todo un desafío por dos razones: uno, porque generalmente intentamos cambiar la cosa equivocada; dos, porque intentamos cambiar nuestros hábitos de la manera incorrecta. 

En este libro el autor argumenta que los grandes objetivos no deberían ser tu principal objetivo en la vida. En su lugar, deberías utilizar acciones y sistemas frecuentes y repetitivos para ayudar a desarrollar hábitos que se mantengan.

Los cambios significativos que quieres llegar a realizar en tu vida van a depender   de cómo te hagas de pequeños hábitos más que de grandes cambios inmediatos.

Si te sientes identificado con este libro, definitivamente te recomendamos que los leas, hoy podrías iniciar a cambiar tu vida por medio de tus hábitos.