El sitio web fue creado en tres días por los emprendedores y funciona como una especie de Airbnb para poner en contacto a quienes huyen de la guerra con gente que puede recibirlos.

Avi Schiffman, un joven de 19 años que estudia en la Universidad de Harvard y quien buscó la manera de ayudar a los afectados por el conflicto que actualmente azota a Ucrania, luego de hablar con su compañero y amigo, Marco Burstein, de 18 años y quien también estudia en Harvard, decidieron poner en práctica un proyecto para ayudarle a los refugiados ucranianos a encontrar un lugar en donde alojarse mientras dura el conflicto. Así nació Ukraine Take Shelter, un sitio web construido al vapor (en solo tres días y sin muchas horas de sueño) y que ha logrado que más de 10 mil personas se registren para recibir en sus hogares a las personas que han tenido que abandonar su país por la guerra.

El sitio web de apariencia sencilla permite a los “anfitriones” dar de alta sus propiedades, pidiendo datos de ubicación, una breve descripción, el número de personas que pueden alojar y si es posible llegar con niños a su propiedad. Además, pide que definan si se aceptan mascotas, la duración del alojamiento y los datos de contacto. A los “huéspedes” se les pide que indiquen su ubicación actual para que puedan ver las opciones disponibles cerca de ellos. En realidad, se parece mucho al modo en que funciona Airbnb, pero con un proceso de registro sencillo e intuitivo, pensando en que la gente que la utilizará se encuentra en una situación compleja y lo último que necesitan es perderse en formularios infinitos. El sitio fue desarrollado con medidas de seguridad extremas para evitar ataques y la presencia de bots. Actualmente Ukraine Take Shelter ofrece alojamiento para refugiados en Francia, Alemania, España, México, Estados Unidos, Chile, Nicaragua, Brasil, Australia y Tailandia, entre muchos otros países. El sitio está disponible en doce distintos idiomas.