¿Has visto por ahí a políticos, cantantes o deportistas transformados en el sexo opuesto? ¿Has caído en la tentación de averiguar cómo te verías si fueras hombre o mujer? Estas divertidas imágenes han llenado las redes sociales alivianando los ánimos de miles de personas en estos momentos de crisis.

La responsable de estas curiosas fotografías es FaceApp, la aplicación de filtros que hace un tiempo te permitió ver cómo lucirás de anciano y que ahora ha regresado a la popularidad con su actualización de “cambio de sexo”.

Sin embargo, cada vez que usas la app podrías estarte poniendo en riesgo. Expertos de diferentes países han alertado sobre la política de privacidad de la aplicación, que debe ser aceptada como requisito imprescindible para utilizar la aplicación y que esconde algunas sorpresas.

“Tras instalar la aplicación en el móvil, se debe aceptar una política de privacidad que contiene unos requisitos de los que no todo el mundo es consciente. Entre ellos, el usuario deberá aceptar que el sistema registre la IP del dispositivo y, lo que resulta más preocupante, la página web que se ha visitado antes de utilizar su sistema”, advierte un artículo del diario español El País.

En un apartado el servicio advierte que registrará “las páginas visitadas, tiempo y duración de los accesos”, y lo peor del asunto es que se acepta que esta información sea cedida a “terceras partes”.

“No puede decirse que las cláusulas de privacidad de FaceApp sean confusas, sino que explican claramente que se comercia con los datos, siempre anonimizados, según explican y que posteriormente son vendidos a terceros”, añade el artículo de El País.

Desde el año pasado la aplicación había recibido duras críticas por compremeter la seguridad de sus usuarios y miles de ellos solicitaron borrar su rastro de los servidores. Sin embargo, el problema de las aplicaciones gratuitas es que para disfrutar de ellas se debe aceptar sus políticas de privacidad y, una vez aceptadas, no hay vuelta atrás salvo que se ejerzan los derechos en materia de privacidad.

“Se puede comprobar el nivel de privacidad de una aplicación antes de instalarla. En cualquier caso, debe asumirse que un servicio gratuito obtendrá rendimiento de los datos del usuario, algo que no tiene por qué ser negativo, siempre y cuando seamos conscientes de ello y la política de privacidad sea transparente”, explica Daniel Creus, analista de seguridad de Kaspersky, a El País.

Por otro lado, como la modificación facial de una foto requiere algoritmos complejos, estos algoritmos no se instalan junto al resto de ‘assets’ de la app, por lo que las imágenes procesadas en la aplicación deben subirse al servidor de FaceApp para ser procesadas.

Es decir, una copia de tu foto es enviada al equipo de FaceApp, y como señala su Política de Privacidad, puede ser compartida con empresas subsidiarias. Dar tu consentimiento para que compartan tus datos es especialmente grave, porque no es un correo o un número de teléfono, sino una foto, tu foto.

“El reconocimiento facial, así como la biometría, se han utilizado como formas de autenticación, pero se debe tener cuidado al decidir compartirlos y pensar en los riesgos. El propietario de la empresa podría vender estas fotos a empresas de este tipo, y estos datos pueden ser utilizados fácilmente por ciberdelincuentes para falsificar nuestra identidad”, advierte el experto.

Por su parte, Fernando Suárez, presidente del Consejo General de Colegios de Ingeniería Informática de España, advirtió sobre la gravedad en la falta de concienciación general sobre la privacidad de los datos.

“Nuestra vanidad supera nuestro sentido común y cedemos nuestra imagen, ya no sólo en redes sociales, sino a empresas que usan técnicas de inteligencia artificial para su procesamiento y asociado a incontables datos sobre nuestra privacidad”, afirmó.

———————

Master en Ciberseguridad

Nuestra nueva maestría integra los conceptos, prácticas y procedimientos en los campos de seguridad informática y telecomunicaciones considerando los riesgos operacionales presentes en estas áreas. Al completar este programa los estudiantes poseerán herramientas, metodologías y habilidades necesarias para identificar problemas y los recursos para desarrollar, definir e implementar estrategias, políticas y las pautas relacionadas a la ciberseguridad de cualquier empresa.

Más información