Todos somos propensos al estrés laboral, que puede afectar no solo a nuestra salud física sino también mental. Con estas recomendaciones podrás disminuir el estrés en tu empresa. 

Supervisa y analiza: Seguramente tu empresa ya tiene identificados los factores de riesgo psicosociales, esta es una herramienta para tener una visión general y analizar  el ausentismo, rotación, quejas y tasas de productividad de los colaboradores.

Evalúa los riesgos para la salud: Puedes utilizar cuestionarios prácticos para conocer más a los colaboradores, conocer un poco sobre  situación, su estilo de vida y otros factores externos.

Haz un plan de acción: De acuerdo a los resultados  obtenidos en las encuestas aplicadas, puedes planear estrategias para ver cómo reforzar los puntos que más les preocupan a los colaboradores relacionado a sus tareas y puestos.

Revisa la estructura del trabajo: La principal causa de estrés para los trabajadores es la falta de control sobre las tareas de cada uno, como las emplean y en que horarios la realizan ya que se puede ocasionar mas de un incidente por la falta de asesoramiento o vigilancia.  Es recomendable evaluar la organización de la empresa y establecer objetivos claros en cada posición para evitar confusiones. 

Flexibilidad: Tener flexibilidad laboral en horarios, beneficios, instalaciones  y roles, ayudara a que tus colaboradores estén mas descansados y así logren tener un mejor desempeño. 

Pon tu bienestar en primer lugar:  La salud física y mental es ahora una de las prioridades en la mayoría de la empresas, muchas ofrecen un espacio físico saludable y seguro para aumentar la productividad de los empleados. 

Usa herramientas tecnológicas: Hoy en día existen muchas aplicaciones, podemos utilizar algunas de productividad y gestión del tiempo, para agilizar los procesos como facilitar la organización de las tareas.

En la pandemia el estrés laboral ha aumentado ya que los empleados  no solo se preocupan por el trabajo que deben realizar y de hacerlo bien, sino también por si perderán su trabajo o no. Estas herramientas nos pueden ayudar a mejorar ese sentimiento en nuestros colaboradores.