Hoy por hoy, el concepto de ciberseguridad suele ser relacionado erróneamente sólo con las grandes empresas; sin embargo, debería ser considerado como un imprescindible de cualquier emprendimiento.

En los últimos años ha quedado demostrado que los ciberdelincuentes son igual de despiadados con los grandes grupos financieros y con los ciudadanos de a pie. De ahí que la seguridad informática debe arrancar con los primeros latidos del emprendedor.

“No es parte de nuestra cultura: nos conectamos a páginas inseguras, abrimos correos, accedemos a sitios a los que entregamos fácilmente nuestra información. La ciberseguridad es de una importancia total, debería preocuparnos de manera personal, a nivel familiar y en nuestro trabajo”, dice Marco Sánchez, gerente de Cuentas Corporativas de Citrix, empresa especializada en soluciones en la nube para trabajo móvil.

Para Sánchez, se trata de educar y generar una cultura de la protección personal, a partir de un contexto en el que se reconoce que utilizar un antivirus es apenas una cucharada de medicina, pero no una garantía para no enfermarse.

Las startups y, en general, cualquier emprendimiento con potencial de crecimiento, parten de una idea disruptora que no tiene nadie más. Una vez que se desarrolla, se convierte en información de alto valor que, de caer en las manos equivocadas, podría terminar por arruinar su avance.

De ahí que la ciberseguridad debe estar alineada a las necesidades básicas de cualquier proyecto empresarial que emerge, ser un componente integral del emprendimiento.

Sánchez sugiere los siguientes puntos para mantener una cultura de seguridad dentro de cualquier emprendimiento:

Contar con una base:

Los software de seguridad, como pueden ser los antivirus, son el primer paso hacia una cultura de la protección digital. La herramienta debe ser actualizada cada vez que lo pregunte el proveedor, pues se agregan nuevos candados que van limitando las amenazas o disminuyendo las posibilidades de un ataque.

Mejorar la cultura de protección:

Es un hecho que el número de personas que no leen las políticas de confidencialidad o las páginas de términos y condiciones es muy superior al que sí lo hace; sin embargo, ahí radica buena parte de la libertad que se le permite a las aplicaciones o páginas que se visitan todos los días. Mientras más sitios accedan a nuestros datos, más cerca se estará de perder el control sobre ellos. También es importante cuidar los accesos a diferentes páginas web (utilizar solo sitios confiables o conocidos), así como evitar abrir los correos electrónicos de desconocidos.

Cuestionar:

El software libre o gratuito como herramienta de ciberseguridad –o de cualquier tipo de servicio– en un emprendimiento resulta una opción dudosa. Los CRN, RP o plataformas de marketing, servicios de contabilidad u otros que llegan a ofrecerse como gratuitos, normalmente, ofrecen una cobertura parcial y toman del usuario sus datos e información a cambio. Recuerda: “Cuando el servicio es gratis, el producto eres tú”.

Extracto del artículo publicado por la revista digital Entrepreneur.com

——————-

Maestría en Ciberseguridad

Nuestra nueva maestría integra los conceptos, prácticas y procedimientos en los campos de seguridad informática y telecomunicaciones considerando los riesgos operacionales presentes en estas áreas. Al completar este programa los estudiantes poseerán herramientas, metodologías y habilidades necesarias para identificar problemas y los recursos para desarrollar, definir e implementar estrategias, políticas y las pautas relacionadas a la ciberseguridad de cualquier empresa.

Más información