Enfrentar momentos de crisis o recesión, como los que atraviesa hoy el mundo con la pandemia de Covid-19, nos obliga a pensar y actuar distinto. Buena parte ello se logra mediante la adquisición de nuevos conocimientos que te mantengan competitivo en el nuevo paradigma.

Así ha quedado demostrado durante las últimas décadas, en las que el interés de los estudiantes por la educación superior ha aumentado en cada recesión desde 1960.

“Cuando la Gran Recesión golpeó al mundo en el 2008, hizo que los jóvenes pensaran de manera diferente sobre la educación superior. Si bien las oportunidades laborales disminuyeron, el interés de los estudiantes en la universidad aumentó”, afirma la economista Caroline Hoxby, profesora de Stanford y coeditora del libro “Cómo la crisis financiera y la gran recesión afectaron la educación superior“.

De acuerdo con Hoxby, la evidencia muestra que los estudiantes tenían más probabilidades de inscribirse en la universidad y más probabilidades de permanecer en la ella durante la Gran Recesión.

“Lo que sucede es que el costo de oportunidad de ir a la universidad, las oportunidades de trabajo que una persona pierde mientras está en la universidad, disminuye drásticamente durante las recesiones”, asegura la experta, en una entrevista al sitio de noticias de Stanford.

“Es más difícil encontrar un trabajo, mantener un trabajo u obtener un ascenso. Por lo tanto, algunas personas que no se inscribían sí lo hacen, las personas que abandonarían permanecen inscritas, y las personas que se tomarían un tiempo libre entre un pregrado y un posgrado deciden ir directamente a la escuela de posgrado”, agrega.

El momento para estudiar una maestría en administración, por ejemplo, suele estar dictaminado por expectativas de futuro y los periodos de aumento de la economía, de ahí que las solicitudes a estos programas suelan aumentar durante las recesiones, motivados por la expectativa de que una mejor educación creará un diferenciador en el mercado laboral actual.

Los MBAs también motivan la recuperación económica, benefician las carreras profesionales de los individuos y dan un valor a las economías que buscan recuperarse de un periodo crítico a través de nuevas perspectivas y métodos alternativos.

“Es crucial que las universidades ayuden a desarrollar líderes empresarios que no sólo tengan habilidades como emprendedores e innovadores para conseguir un crecimiento inmediato, sino que sean capaces de asegurar que este crecimiento sea sostenible para poder construir negocios para el futuro”, afirma Elaine Kay del Nottingham University Business School.

En tiempos de recesión como los actuales, las compañías que se puedan permitir el tener expertos de la industria y jóvenes ambiciosos y trabajadores recién graduados, que unan sus fuerzas, talentos y trabajen en equipo, tienen más probabilidades de prosperar y tener éxito.

————-

Sigue creciendo – Título 100% online

UTH Florida University ha diseñados un amplio portafolio de Licenciaturas y Maestrías impartidas 100% en línea, en español y a precios módicos para que puedas cumplir tu sueño de obtener un título de Estados Unidos.

Ver programas