Adiós al hábito de “ponerse la camiseta” de la empresa, dicen en Tik Tok e incluso dan algunos consejos para aprender a practicar el quiet quitting, sin sentirse culpable por ello.

Dejar de trabajar, sin renunciar y seguir ‘cobrando’ la quincena; es la última tendencia viralizada en Internet, ¡así como lo escuchas!

Es una practica que se ha viralizado en la red social convirtiéndose en una rebelión contra la cultura del trabajo excesivo.

Aunque la traducción podría ser renuncia silenciosa, en realidad no se trata de que los jóvenes estén dejando sus empleos. Simple y sencillamente no les gusta trabajar de más y están tomando cartas en el asunto

No significa que un empleado vaya a dejar su trabajo, sino que más bien se refiere a ponerle un límite a las tareas que se realizan

No es secreto que las generaciones más jóvenes cada vez están más dispuestas a cuidar de su salud mental y darse tiempo para ellos mismos. A raíz de la pandemia de COVID-19, algunas personas han estado reconsiderando seriamente su relación con el trabajo. 

Los empleados aún cumplen con sus deberes laborales pero no van con la cultura del trabajo como estilo de vida (o el “ponte la camiseta”). Se apegan a lo que está en la descripción de su trabajo y cuando se van a casa, dejan el trabajo atrás y se enfocan en tareas y actividades no laborales.

Por eso se volvieron virales varios videos en Tik Tok donde los jóvenes explican que el quiet quitting se trata de limitarse a hacer tu trabajo y no hacer nada extra ya que ese extra es igual a sufrir burn out que al final ni te pagan.

El quiet quitting es una forma en la que el empleado lidia con el agotamiento para ayudar a aliviar el estrés. También puede significar que están listos para cambiar de puesto o que actualmente están buscando otro trabajo.