Llega diciembre. Ya huele a ponche y cena navideña, comienzan los propósitos para año nuevo y por tu merecido esfuerzo, llega el tan esperado aguinaldo.

Además de pensar en comprar regalos, y gastarlo en las promociones de fin de año, muchos piensan usar su aguinaldo para pagar sus deudas, pero pocos lo cumplen, y se ven perjudicados en sus finanzas.

¿Cómo puedes cumplir estos objetivos? ¿Qué es lo que SÍ y lo que NO debes hacer cuando recibas tu aguinaldo?

LO QUE NO DEBES HACER

Caer en la tentación: Estarás rodeado de ofertas, promociones, meses sin intereses, etc. ¡Ten cuidado! Evita comprar cosas que no necesitas por más baratas que estén.

Hacer compras emocionales: Es similar a caer en la tentación. No te dejes llevar por las ofertas llamativas que te hacen comprar cosas que crees que necesitas y tiempo después te das cuenta de que solo te dejaste llevar por tus emociones.

Adquirir nuevas deudas: Si no tienes deudas, no te compliques. Comienza el 2021 con finanzas sanas y olvídate de esos molestos pagos.

Gastar todo en regalos navideños: Muchas personas comprarán regalos como si fueran Santa Claus, pero tranquilo, tú no lo eres. Si quieres demostrarle amor a tus seres queridos, puedes darles algo hecho por ti y que no afecte tus Finanzas.

Abusar de las tarjetas de crédito: Ok, ya tenías en mente comprar ciertas cosas, pero te diste cuenta de que no te alcanza para comprarlo todo de contado. No abuses de las tarjetas y ten cuidado con el truco de los meses sin intereses.

Agarrar de poquito en poquito: Si no tienes en mente en qué vas a gastar tu dinero, tampoco vayas agarrando de “poquito en poquito” generando gastos hormiga, porque como bien dicen de gota en gota el agua se agota… y tu dinero también.

Destinar todo el dinero a una sola cosa: A menos que sea para pagar tus deudas o para invertirlo, no destines todo tu aguinaldo a comprar cosas que no necesitarás.

Prestar: Mucha gente aprovecha que todos tienen dinero, y comienzan a pedir prestado para poder gastar más… te recomiendo que solo prestes dinero si no te hace falta a ti, piensa que el dinero que prestas es dinero que regalas.

LO QUE SÍ DEBES HACER

Pagar deudas: Antes de hacerte de más deudas, procura pagar lo que debes. Si sólo tienes una deuda trata de liquidarla de una vez por todas, si tienes más de una, adelanta pagos o reduce tus deudas, eso te traerá tranquilidad para iniciar bien el año.

Retomar tus propósitos: ¿Está por acabar el año y no cumpliste ninguno de tus propósitos? Si tenías pensado realizar un viaje, tomar clases o comprarte algo, pero no habías tenido la oportunidad (ni el dinero), aprovecha tu aguinaldo y asegúrate de no acabar el año sin haber cumplido al menos uno.

Pensar a futuro: Recuerda que viene la cuesta de enero, y si no te previenes, tus finanzas pueden verse afectadas y enero puede ser el mes más difícil del año.

Separar entre necesidades y deseos: Antes de ir de compras de fin de año haz una lista y ordénala de acuerdo con las necesidades que tengas realmente, y ve descartando lo que “crees que necesitas” (pero no).

Realizar un presupuesto: Separa tu aguinaldo, de manera que sepas cuánto vas a gastar en qué, planea tus finanzas para este fin de año y evita que tu dinero termine donde menos lo tenías pensado.
Tener un respaldo: Contémplalo en tu presupuesto, guarda un poco de tu aguinaldo para cualquier imprevisto que se presente en estas fechas.

Comparar: En muchas tiendas, siempre que hay temporada de compras masivas, aprovechan para inflar sus precios y poner algunas “ofertas”. No compres en el primer lugar al que vayas, mejor ve con anticipación a comparar precios y elegir el que más te convenga.

Extracto del artículo publicado por el sitio Entrepreneur.com.

———————-

Maestría en Administración y Finanzas

Desarrolla en particular en las áreas de administración general y finanzas poniendo énfasis especial al manejo de las funciones de finanzas, como ser el conocimiento de contabilidad financiera, derecho financiero, mercados financieros y herramientas para la toma de decisiones.

Más información