“La conversación civilizada, como todo arte, te conecta con lo mejor de otras personas y en ti mismo”. Así como dijeron Shepherd y Hogan esto aplica desde una conversación informal con un amigo o familiar, así como para tu superiores en el trabajo o bien para los que trabajan para ti.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a lograr una conversación por primera vez con una persona.

Recuerda los nombres: A muchos de nosotros nos pasa que se nos olvidan los nombres de las personas que conocemos, y para muchos puede ser una falta de cortesía o sentirse irrelevante, por eso es importante tratar de familiarizarse con los nombres de las personas que nos introducen, podemos usar trucos para recordar como relacionarlos con personas que ya conocemos con esos nombres, con lugares o situaciones.

Mantén el contacto visual: el contacto visual es sumamente importante ya que trasmites confianza y respeto hacia la persona con la que estás hablando de esta manera podrá saber que te sientes cómodo hablando con ellos. Por otro lado, evita mirar fijamente, porque podríamos más bien hacer sentirá intimidada a la otra persona. 

Haz preguntas: Al realizar preguntas los demás pueden notar que tienes un interés por ellos o por lo que tengan para decir, hacer preguntas es una forma de mostrar respeto y ayudar a que la otra persona se sienta apreciada o valorara y que su presencia es importante para ti. Pero evita hacerla sentir interrogarla.

Escucha. Muchas personas confunden escuchar con oír. Escuchar es una habilidad que no todos tenemos pero no te preocupes es fácil de desarrollar. Cuando conversas con una persona hacer de cualquier tema ya sea laboral o personal solo debes prestar atención a lo que dicen y si quieres llevar la línea de la conversación sin perderte puede ir realizando preguntas acerca de lo que están contando o exponiendo, claro esta que sin que se sientan interrumpidos, busca los momentos adecuados para realizar las preguntas puntuales necesarias.