Ser un líder significa ser la persona que indica el camino, con una serie de cualidades inherentes o aprendidas: con sus conocimientos, su manera de relacionarse con los demás, su capacidad para tomar decisiones, para gestionar crisis o para apoyar o entender a los integrantes de un grupo.

Estas son algunas cosas que debes intentar hacer para ser un buen líder: 

Compasión y empatía: Cuando un líder es empático y compasivo se gana el respeto y la lealtad de quienes trabajan con el. Nadie quiere un jefe engreído y cruel. 

Comunicación abierta: Una comunicación fluida es la base de muchas relaciones personales y laborales. Hacer sentir a los demás que pueden hablarnos de lo que sean, hacer  que los empleados tengan una voz y una plataforma para expresar sus ideas.

Siempre enseña: Un aspecto muy importante es enseñar y hacer crecer la base de conocimientos de tus colaboradores. Esto al final de cuentas te beneficiara, si tus empleados saben más, mejor se van a desempeñar. 

Inspira a los demás: Vuélvete una inspiración para los demás, que quieran ser como tu o alcanzar tus objetivos es una señal de que estas haciendo las cosas bien. Todos siempre buscamos un modelo a seguir para crecer personal y laboralmente. Siéntete elogiado si logras inspirar a alguien. 

Fomenta la creatividad: Es importante alentar a los empleados a que sean creativos y comenten sus ideas, el tema de que se sientan apoyados y escuchados los hará sentirse valorados y los hará tener un mejor desempeño.

Fomenta la retroalimentación: Todos los líderes los grandes solicitan y escuchan la retroalimentación y los toman en consideración antes de tomar decisiones en  la empresa. Recuerda que nuestros empleados son los que nos ven desde afuera y puede que tengas cosas buenas que aportarte que te harán ser un mejor profesional y líder. 

Empodera a otros: Alienta a  los otros y hazles saber de que son capaces,  dale al personal tareas importantes y pídeles su opinión para que sepan lo importantes y valorados que son en la empresa.

Ofrece transparencia: No importa que sea lo que debas decir, un líder ofrece claridad de comunicación, lo que genera confianza y lealtad y reduce el estrés en la oficina. 

Toma la responsabilidad: Nadie es perfecto y nadie debería esperar la perfección de los demás. Parte de ser un líder exitoso es cometer errores y más allá de eso, aceptar cuando los cometemos y reconocerlo ante los demás. 

Reconoce el esfuerzo y los resultados: El reconocimiento es una herramienta poderosa, cuando le haces saber a los empleados que esta haciendo un buen trabajo y se lo reconoces de alguna manera es muy posible que vayan a seguir generando buenos resultados ya que van a querer que se les siga reconociendo. 

Pide ayuda: Parte de ser líder es tener humildad y pedir ayuda es una buena forma de hacerlo es pidiendo ayuda a los demás, es parte de decirles que son indispensables en su trabajo.

«Liderar con valores significa actuar siempre fiel a unos principios, tener coraje para tomar decisiones, aunque sean difíciles y actuar con responsabilidad para afrontar lo que viene».