El síndrome de desgaste profesional o burnout es un estado de agotamiento mental, emocional y físico que se presenta como resultado de exigencias agobiantes, estrés crónico o insatisfacción laboral. 

Aunque esta no es una enfermedad en sí misma, se reconoce como el detonante de otros problemas de salud física y mental más graves. 

Este síndrome puede estar acompañado por síntomas físicos  como dolores de cabeza, náuseas y dificultades para dormir. Es importante reconocer y tratar tempranamente el síndrome de desgaste. 

Los principales síntomas del síndrome de burnout son los siguientes:

1. Agotamiento físico y mental generalizado

Señales de agotamiento físico: fatiga crónica, aumento de peso o bien pérdida de apetito. También puede reflejarse en la aparición de alteraciones psicosomáticas como dolores musculares, migrañas incluso problemas gastrointestinales.

Señales de agotamiento mental: el estrés y la ansiedad son los principales protagonistas que preceden al síndrome, se alimenta de ambos, pero también se puede presentar depresión e insomnio.

2. Despersonalización y cinismo

Este adopta una actitud de indiferencia y desapego, reduciendo claramente su compromiso hacia el trabajo. Esto se manifiesta también en sus relaciones en el ámbito laboral, tanto con compañeros como con clientes. Se vuelven irritables y groseros, esto son síntomas habituales dentro de la forma de actuar de un trabajador quemado, los clientes, usuarios o personas con las que interaccionan notan este cambio de actitud, pero también la familia y amigos

3. Descenso en la productividad laboral y desmotivación

Esto gracias a que hay una desmotivación que como resultado se ve una baja en su productividad laboral y que genera frustración. Se encuentran desconcentrados en sus las tareas, olvidan cosas frecuentemente y les cuesta volver a concentrarse de nuevo en lo que están realizando. Esto forma un círculo vicioso que se retroalimenta constantemente, porque que el no cumplir con el trabajo, no lograr concentrarse, ni gestionar sus actividades causa que procrastinen.

¿Cómo hacer frente al síndrome de ‘burnout’?

Recuperarse del desgaste profesional a menudo requiere tiempo y un buen apoyo. Una terapia psicológica puede ser útil para identificar las causas del estrés y encontrar estrategias para mejorarlas o evitarlas. Para recuperarse del agotamiento también es importante tomarse tiempo para descansar y energizarse fuera del trabajo haciendo actividades placenteras, buscando el apoyo de familiares y amigos, haciendo ejercicio, etc.

Las medidas preventivas frente al síndrome de burnout son similares a aquellas necesarias para manejar situaciones de estrés laboral. 

Es importante identificar y cambiar las condiciones de trabajo que lo producen,  y brindar al trabajador un asesoramiento psicológico o acompañamiento en el puesto para rectificar los hábitos adquiridos.