Los errores son la mejor oportunidad para aprender y crecer profesional y personalmente. Todos cometemos errores. Sin embargo siempre a veces el proceso de reconocerlo es difícil. Te compartimos algunos consejo para mejorar el sentimiento de cometer un error. 

1. Admítelo

Es normal que cuando cometemos un error nuestro primer instinto sea negarlo o culpar a otra persona pero lo mejor que podemos hacer es reconocerlo en su totalidad ya que nuestro carácter refleja cómo respondemos a las situaciones difíciles o incomodas que se nos presentan en la vida. 

2. Expresa empatía 

Ser capaz de empatizar con la otra persona es muy importante, a veces una disculpa no es suficiente. Puedes hacer preguntas acerca de cómo se sienten sobre lo que sucedió. Necesitas que sientan que entiendes sus sentimientos.  A veces los errores son difíciles porque nos da miedo que pongan juicio la confianza que nos tienen. Pero debes confiar que un error no te va a definir como persona, sin embargo el cómo lo manejes puede que si. 

3. Resuelve el problema

Si quieres lograr arreglar la relación, debes demostrar que estás dispuesto a resolver el problema e incluso ayudar de más si es necesario Si te disculpas pero nunca corriges el error lo más probable es que los otros todavía se sientan incomodos con la situación. Propone soluciones y muestra interés por ayudar a resolver el inconveniente. 

4. Permanece humilde

La humildad es a menudo un paso perdido en el proceso, pero significativo, ser humilde, es reconocer nuestras limitaciones con el objetivo de aprender. Acercarse a la humildad, significa conectar con uno mismo, atender nuestro malestar y ser capaces de mostrarlo a los demás, aceptar lo genuino y propio de cada uno. Cuando lastimas a los demás o pierdes un compromiso, debes demostrar que también estás en un camino de aprendizaje y crecimiento. 

5. Desarrollar sistemas para evitar cometer el mismo error

Cuando cometemos un error, luego de solucionarlo lo que sigue es crear un plan para prevenirlo en un futuro. Los errores son una oportunidad para reflexionar y analizar nuestras acciones para que no sean repetitivos.