A algunos nos va mejor en las entrevistas que son cara a cara, si eres de estos no te preocupes por las entrevistas virtuales que también tienen ventajas, lo único que debes hacer es prepararte bien. Recuerda tu experiencia profesional y practica tus respuestas porque esto puede dar más confianza para tener una entrevista exitosa.

Te contamos algunas formas de prepararte:

Conoce a la empresa

El primer paso es investigar todo lo posible sobre la empresa que te entrevistará. Poseer esta información no solo te ayudará a saber si tus valores se alinean a los de la compañía, sino que también le demuestra al entrevistador que eres una persona seria, responsable y preparada. Visita el sitio web de la empresa, lee sus informes y sus blogs. (en caso de que las tenga). Revisa un poco su estructura interna, metas a largo plazo y su filosofía. Además, no olvides mantenerte al día de las noticias relacionadas con la empresa o la industria.

Prepárate para la conversación.

Las entrevistas suelen consistir en preguntas de comportamiento, técnicas, analíticas, funcionales y abiertas. Los empleadores quieren una mejor idea de su experiencia, cómo se aplica a su puesto disponible, tu cultura de trabajo y cómo podrías actuar antes ciertas situaciones.

Practica lo que dirás

Investiga cuáles son las preguntas más comunes, y practica tus respuestas. Busca ejemplos de tu propia experiencia que demuestren por qué eres la persona adecuada para el empleo. Si hay algún punto específico o historia que te gustaría mencionar durante la entrevista, escríbelo y busca la manera de integrarlo en tus respuestas. Otra buena idea es pedirle a un amigo que te ayude a practicar la entrevista.

Aquí hay algunas preguntas que puede esperar en su entrevista virtual y cómo responder.

¿Por qué quieres trabajar aquí? ¿De qué estás más orgulloso? ¿Dónde te ves en cinco años? Cuéntanos sobre una ocasión en la que te encontraste con un desafío y cómo lo superaste. ¿Cuáles son tus mayores fortalezas y debilidades?

Revisa la descripción del empleo

Revisa nuevamente la descripción de la oferta de empleo que te enviaron. Al leerla detenidamente podrás imaginarte el tipo de preguntas que te harán y podrás preparar tus respuestas y tus posibles preguntas. Piensa en las razones por qué aplicaste a ese puesto y utilízalas durante la entrevista. 

Te han llamado por una razón

Recuerda que una empresa no llama a un candidato para una entrevista si no está realmente interesada en él. No olvides esto durante la entrevista, te ayudará a mantener la confianza.

Recuerda decir todo aquello que te define como profesional, lo que dice más que tu CV, competencias, trayectoria, retos e hitos, aprendizajes e incluso errores cometidos. No te límites a parafrasear lo que has escrito en el currículum, lúcete y demuestra cuáles son tus habilidades.