Por Ana Ferrera

Una vez que comienzas a estudiar en UTH Florida University entras a un nuevo mundo totalmente diferente al que estamos acostumbrados y comienzas a darte cuenta que la educación en línea es una educación moderna. Y es lo que nos espera en el futuro, sobre todo cuando tenemos negocio y somos nuestros propios jefes, amas de casa y madres, que nos queda poco tiempo para poder seguir creciendo como profesionales y sabiendo la importancia que tiene la educación en el mundo actual en las organizaciones modernas.

Me gradué de la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC), Campus Tegucigalpa, donde también me ofrecían una maestría en línea, pero me decidí por UTH Florida, ya que para mí vale más un título que es reconocido en los Estados Unidos y que también vale en mi país, Honduras.

UTH Florida me ha dado experiencias inolvidables: desde tener tutores atrás de una simple computadora, compañeros de todas partes del mundo que a lo largo de la carrera nos hicimos muy buenos amigos, y un personal altamente calificado y responsable en la universidad, que siempre le dio seguimiento a mi proceso de estudio. Me sentí muy valorada y eso ayudó mucho a mantenerme motivada y a alcanzar el éxito, a pesar que en este proceso de estudio perdí físicamente a mi mamá.

Aún recuerdo las palabras de mi madre cuando me dijo que las personas exitosas son aquellas que terminan sus metas, por lo tanto, yo no podía dejar mi maestría a medias y esa seguirá siendo mi motivación para toda la vida.

Con mucho orgullo puedo decir ahora que soy máster en Negocios y Marketing, con mención honorifica de SUMMA CUM LAUDE. Gracias a UTH Florida University. Y así como mis compañeros y yo lo hicimos, todos podemos alcanzar el éxito.

Gracias a los conocimientos adquiridos he podido fortalecer aún más mi propio negocio, alineándolo con lo que el mercado necesita y exige actualmente.

 

“El conocimiento es un tesoro que nunca nos podrán robar”